Yo también soy mamá y por eso no consumo lácteos (Por De la luna al mundo)

Le di muchas vueltas para escribir este post porque no sabía exactamente como empezar. Quiero hacer esto como una forma de protesta, desahogo y justificación de porque he tomado la decisión definitiva de dejar de consumir lácteos. Desde que terminé de abrir bien los ojos y encontré un motivo tan contundente, quede “aterrada” y ha sido un poco difícil digerir tal información; y no porque me haya costado trabajo dejar mi consumo de lácteos, sino porque el argumento es tan lógico que no me ha dejado hacia donde moverme.

 Agradezco a una amiga muy querida que escribió un comentario que me motivo a investigar un poco más sobre el proceso de comercialización de los lácteos, hice profunda consciencia y cuestioné mis actos. Siempre he tenido la cualidad de ponerme en los zapatos de los demás y supongo que eso me ha salvado de cometer actos que dañan a otros seres vivos.

Hace como 3 años estaba convencida de que no quería consumir más carne: no puedo llamarme “amante de los animales” cuando tengo un pedazo de vaca en mi plato – porque esa es la realidad, cuando como carne hay una parte del cuerpo de una vaca, o de un cerdo o de cualquier animal que esté por comer – y eso para alguien que ama a los animales debe ser un acto de aberración.

Pero el consumo de lácteos no me parecía algo tan aberrante, fue algo en lo que no puse mucha atención. Siempre había pensado que si no estaba matando a ningún animal entonces no estaba ocasionando ningún daño a nadie; siempre supe todo el sufrimiento que ocasiona el consumo de carne y no solamente por el hecho de que se debe matar a un animal, sino todo el proceso al que es sometido, Pero jamás había tomado en cuenta el proceso de comercialización de los lácteos, ni a todo lo que una vaca -o cualquier animal del que se consuma su leche- debe ser sometida para que yo tenga leche a mi alcance. Cuando tuve toda la información mi consciencia no lo soportó, tengo el corazón lleno de tristeza y arrepentimiento y me siento muy enojada conmigo misma por no haber considerado antes a otra madre -como yo- por todo el sufrimiento que tiene que vivir para que yo satisfaga un gusto realmente innecesario.

Te invitamos a que continúes leyendo el resto del post: Dando click aquí.


de la luna al mundoDe la luna al mundo

¡Hola todo el mundo! Me llamo Laura y De la luna al mundo es mi espacio personal donde comparto mi idea del poder que existe para cambiar al mundo a través de una crianza respetuosa y una maternidad sostenible.

Si deseas conocer un poco más sobre el autor del post te invitamos a que visites su perfil en nuestro directorio.

Perfil: De la luna al mundo