El derecho de un niño a los corazones (Por Ordinary Bites)

Así de estúpido como suena it’s happening folks, los niños, y no hablo en plural, sino de los infantes del sexo masculino, pierden el derecho a los corazones desde que nacen, y hablo del símbolo gráfico de un corazón <3. Ése símbolo universal que significa amor y que ponemos en todos lados cuando algo nos encanta o cuando queremos decir sin palabras que amamos a alguien, ése que ponemos en las tarjetas que casualmente solo van dirigidas a mujeres, en la ropa que casualmente solo visten niñas y mujeres, en las mochilas y otros tantos accesorios “femeninos” ¿O no? Me harían muy feliz si me dijeran que sólo soy yo la que cree que pasa esto.

Les voy a platicar algo que me pasó y me hizo pensar sobre este tema:

Un día estaba haciendo una envoltura para un regalo de un niño que cumplía 1 o 2 años, tengo la costumbre de hacer las envolturas con papel kraft y decorarlas con sellos que hago yo misma porque me gusta y para ahorrar dinero también, claro.
Cuando buscaba el sello que pondría a la envoltura del regalo de este cumpleañero, entre tanto desorden que había en mi caja de cosas para manualidades, solo encontré el sello de corazón, y aquí va lo vergonzoso, justo cuando iba a empezar a ponerlo, en mi mente dije: no, pero es para un niño no puedo ponerle corazones porque sus papás me van a ver con cara rara, o van a pensar que me confundí. Así que seguí buscando y por fin encontré el de un rayo y me dispuse a poner rayitos de diferentes colores por todo el papel. ¡Listo!
Después de un rato sentía un mal sabor de boca y no sabía por qué era, de repente lo supe, era la envoltura y todo lo que implicaba, le había negado los corazones a un niño de 1 o 2 años que todavía no sabe nada de la vida. Y en ese momento ignoré a la persona con la que estaba hablando para tratar de contestar la pregunta que había aparecido en mi cabeza: ¿En qué momento perdieron los niños el derecho a los corazones? ¿Quién fue el culpable? (no es cierto, no ignoré a nadie, pero no lo puedo asegurar tampoco)
El corazón es un símbolo que significa amor, amar, es un órgano que todos llevamos dentro, ¿por qué los niños desde que nacen son negados indirectamente por los adultos a este símbolo?

Recordé otra vez en la que, en el kínder de mi hijo, encargaron un globo de helio para regalar a un amigo secreto el día de San Valentín, una mamá me platicó que había encontrado un globo de corazón que estaba muy bonito pero que como le había tocado un niño a su hija pues no lo compró porque pues se iba a ver “muy no se como”, así que el pobre niño de 5 años no pudo recibir un bendito globo de corazón ni en el día de San Valentín, Whaaat?!?!?! En ese momento no quise juzgar (en voz alta) y solo dije: “No importa, lo hubieras comprado”. Pero luego vengo a hacer lo mismo yo con una pinche envoltura que ni siquiera era el regalo. Hasta me da pena escribirlo.
¿Te ha pasado a ti?

Te invitamos a que continúes leyendo el resto del post: Dando click aquí.


ordinary bitesOrdinary Bites

Blog sobre mis aventuras y experiencias en mi proceso de criar hijos y construir una familia, con un toque de autocrítica, irreverencia y un poco de verdades incómodas.

Si deseas conocer un poco más sobre el autor del post te invitamos a que visites su perfil en nuestro directorio.

Perfil: Ordinary Bites