Viajar sin bebé (Por Más que dietas)

Ser mamá es la experiencia más intensa y gratificante que he vivido. He disfrutado el amor más grande y las mayores preocupaciones.

A los 13 meses de mi hijo nos tocó hacer el primer viaje sin él, para muchos podría parecer que ya está muy grande, para otros que está muy pequeño y para nosotros fue en el momento en el que tenía que ser.

Fue una pausa muy linda para disfrutar un tiempo en pareja y a pesar de haberse quedado en las mejores manos no pude dejar de preocuparme. Seguramente fue más difícil para mi.

Te comparto mi aprendizaje de esta experiencia:

  • A pesar de no hablar, los bebés entienden perfecto, me aconsejaron anticipar la situación y explicarle de forma breve y sencilla que iba a volver por él.

Te invitamos a que continúes leyendo el resto del post: Dando click aquí.


mas que dietasMás que dietas

Maternidad, nutrición, fitness, viajes y más

Si deseas conocer un poco más sobre el autor del post te invitamos a que visites su perfil en nuestro directorio.

Perfil: Más que dietas