De tripas, corazón y cerebro. Parte 2 (Por Ale Torres Blog)

“Si bien, muchos factores influyen en nuestra conducta, uno de ellos es la estabilidad de la flora intestinal”
En el post anterior les conté mi anécdota con la otorrino y mi resistencia a ir con el alergólogo por el tema de mi “repentina” dermatitis. Opté -como primera instancia y bajo mi propia responsabilidad- por tratar de encontrar una solución por mi cuenta, vía cambio de hábitos y de dieta. Aquí les va la otra parte.
Han pasado ya 3 meses desde que hice esta lista y apliqué los cambios alimentarios, más ejercicio y consciencia a lo que pienso, siento, hago y como. Me compré la idea de que “si se rompe el equilibrio entre el sistema inmune y la flora intestinal, pueden producirse eventos inflamatorios causados por estímulos aparentemente inofensivos” como mis alergias y, en lugar de pelearme con ellas, elegí entenderlas.

Y, por fin ¿te curaste o no?

La pregunta que seguramente se hacen es esta ¿verdad? Pues bien, les puedo decir que sigo en proceso. Creo que así es todo: enfermarnos lleva un proceso y recuperarnos, otro. Mi rinitis no ha vuelto a molestar y mis comezones casi han desaparecido por completo; he notado que vuelven cuando me siento bajo situaciones de estrés o igual y es por algo del ambiente que aún no logro detectar. Pero, por ahora, puedo vivir con ello y dormir tranquilamente. Si quieren números, me atrevo a decir que estoy un 95% curada y el otro 5% es intermitente.
Te invitamos a que continúes leyendo el resto del post: Dando click aquí.

ale torres blogAle Torres Blog

Blog sobre autocuidado consciente desde una perspectiva de mamá, con recetas que nutren, reseñas, tips de salud y todo lo que contribuya a mejorar nuestra calidad de vida.

Si deseas conocer un poco más sobre el autor del post te invitamos a que visites su perfil en nuestro directorio.

Perfil: Ale Torres Blog