Soy mamá y vivo con mi mamá (Por Innovando a mamá)

Desde hace varios meses tenía un compromiso conmigo misma de escribir esta entrada para Innovando a Mamá; y nuevamente abro con ustedes mi corazón para compartirles un poquito de mi, hace 3 años casi 4 cuando iba a llegar mi pequeño torbellino, estaba literalmente aterrada y por diferentes motivos mi novio y yo decidimos que en lo que yo me recuperaba de la operación, me adaptaba a la bebe y el se adaptaba a su nuevo trabajo lo ideal sería que yo me quedara en casa de mis papás.

Y en un principio para mi eran un poco incomodas algunas expresiones que las personas me decía :  “Osea como cada quien vive por su cuenta” ¿No viven juntos?, ¿No se piensan casar? y cosas por el estilo, y siempre buscábamos la mejor manera de  justificar nuestra situación para no quedar tan mal con lo que socialmente se cree que es lo correcto,   y no lo voy a negar me daba mucha pena mi situación, pero si me decidí a compartir esto con ustedes es por que me di cuenta que no soy ni la primera ni la última mamá que vive en casa de su mamá.

Pero esto es toda una experiencia que pone a prueba nuestra tolerancia y nuestra prudencia jeje (no me dejaran mentir).

Los primeros meses yo me sentía realmente aliviada por contar con muchas manos que me ayudaran en diferentes cosas que necesitaba la bebe, que si bañarla, que si arrullarla, que prepararle su lechita, tu bañate tranquila yo aquí te le hecho un ojo, yo la llevo al doctor, yo te ayudo a lavar los biberones pero conforme van pasando  los meses nos vamos enfrentando a las batallas del conocimiento por un lado la experiencia de la  mamá, y del papá pero por el otro el instinto maternal que es el principal guía e las madres primerizas, y conforme el bebe va creciendo y va descubriendo el mundo en casa nunca faltaron los defensores, ¿Por qué la estas regañando? ¡Déjala esta chiquita! ¡Nena si no te gusto la papilla no te la comas!

Es cierto que el compartir un espacio con más personas  tiene beneficios como tener apoyo al doble o al triple pero también tenemos más bocas que opinan , que nunca es con el afán de molestarnos y menos hacernos sentir mal o incompetentes como mamás pero en el calor de las discusiones y tratar de llegar a acuerdos pues los sentimientos salen a flote y nos sentimos invadidas, juzgadas y regañadas.

Te invitamos a que continúes leyendo el resto del post: Dando click aquí.


innovando a mamáInnovando a mamá

Innovando a mamá es un espacio en donde comparto como mis hijos me convierten en la mejor versión de mi misma, como combino mi pasión por emprender y me organizo para ser buena mamá, compañera y mujer.

Si deseas conocer un poco más sobre el autor del post te invitamos a que visites su perfil en nuestro directorio.

Perfil: Innovando a mamá