Lactancia materna – Parte de una vida sostenible (Por Todo lo vivo es suficiente)

La semana pasada, fue la Semana Mundial de la Lactancia Materna y aunque estaba muy entusiasmada con el tema, no tuve el tiempo suficiente para ponerme a escribir sobre ello; pero es un tema del que no he tenido mucho que reflexionar. Cuando me embaracé de Illán, estaba totalmente segura de que lo amamantaría y estaba decidida a no darle ni un solo biberón y así fue…

Durante 1 año le di leche materna y a los 4 meses de nacido lo complementaba con frutas, después verduras y cereales y al año entraron los granos enteros. No hubo carne en su alimentación (esta llegó en el momento que él creció y lo decidió). La verdad es que si hubieran sido otros tiempo, tal vez hubiera seguido con la lactancia hasta los 2 años, pero recordando mis primeras entradas en el tema de Maternidad, sabrán que no siempre estuve en condiciones emocionales adecuadas para sostenerme ni a mi misma… pero esa es otra histora…

La lactancia materna fue la mejor opción que pude tomar para criar a mi bebé por 5 simples beneficios:

1.- Ahorré dinero

2.- Fue más higiénico

3.- Ahorré tiempo

4.- Protegí la salud de mi bebé

5.- Protegí el medio ambiente

Te invitamos a que continúes leyendo el resto del post: Dando click aquí.


todo lo vivo es suficiente

Todo lo vivo es suficiente

Un espacio creado por una mamá para mamás; y para cualquier persona que quiera tener una vida más sostenible.

Si deseas conocer un poco más sobre el autor del post te invitamos a que visites su perfil en nuestro directorio.

Perfil: Todo lo vivo es suficiente