Bebés y mascotas (Por Más que dietas)

Desde que me embaracé nos preguntaban mucho que íbamos a hacer con nuestro perro y mi respuesta fue que era un miembro más de nuestra familia y lo integraríamos como tal. Honestamente nos causaba mucho nervio como se iba a comportar con bebé en casa, en el embarazo se la pasaba pegado a mi panza, pero no le gustan los ruidos fuertes y suponía que un bebé llorando, riendo o gritando no le iba a causar mucha gracia.

Para nuestra sorpresa su reacción fue muy linda, se tomó muy en serio el papel de protector. Los dejamos convivir desde el principio estableciendo límites (que no le chupara las manos ni la cara, sin subirse a los sillones ni a la cama), No se le separa en las siestas, su trato con el siempre fue muy delicado, obviamente siempre supervisamos su interaracción pero ha sido hermoso ver crecer a mi hijo al lado de su perrito.

Te invitamos a que continúes leyendo el resto del post: Dando click aquí.


mas que dietasMás que dietas

Maternidad, nutrición, fitness, viajes y más.

Si deseas conocer un poco más sobre el autor del post te invitamos a que visites su perfil en nuestro directorio.

Perfil: Más que dietas